Los dildos o consoladores son juguetes eróticos bastante versátiles, ya que por muy simples que sean cada una lo puede usar como mejor le plazca, me refiero a que no hay una única manera de usar un dildo. A diferencia de los vibradores, los dildos son estáticos, no se mueven y dependiendo de su forma y tamaño lo vas a poder usar para realizar diferentes tipos de estimulaciones en los distintos orificios de nuestro cuerpo.

En cualquier caso, por si no sabes por donde empezar quizás te sean útiles lo siguientes consejos para usar un dildo:

  • Elige con cabeza, no te dejes llevar solo por la lujuria, como he dicho existen dildos de diferentes tamaños, lo que en un momento nos puede tentar a comprar el más grueso y largo que hay en la tienda, y luego cuando llegamos a casa aquello no te entra o te provoca molestias e incluso dolores. Elige una forma que te excite y un tamaño más o menos estándar si se trata de tu primer juguete erótico.
  • El lubricante, no te olvides de él, porque por más que el fabricante o la tienda te asegure que la superficie es suave y sedosa esto no implica que también sea resbaladiza… y de hecho aunque de manera natural lubriques bastante siempre viene bien aplicar un poquito más de lubricante para que se deslice sin problemas.
  • ¿Dildo anal o dildo vaginal?, todos los dildos se pueden emplear para la penetración vaginal, pero sólo algunos están diseñados para la penetración anal, la diferencia más que radicar en el tamaño radica en diseño, y es que aquellos que se recomiendan como dildo anal deben tener una base plana o más ancha que evite que el recto “absorba” el dildo, porque en tal caso no te queda otra que pasar por urgencias para que puedan sacarlo…
  • La primera vez que vayas a usar un dildo mira que no tenga desperfectos de fabrica, si todo es correcto aplica el lubricante y comienza a deslizarlo por tu cuerpo y por tus partes intimas, con idea de que acostumbres a su tacto y tamaño, la primera vez quizás puede ser más interesante usarlo a solas por aquello de que una puede probar y experimentar sin ser preguntada u observada ;)
  • Antes de pasar a la penetración excítate, tal y como harías cuando te acaricias, la idea es que la vagina se relaje y se prepare para la penetración. Ve despacio, sin prisas, no pretendas meterte todo el dildo a la primera, sobre todo si es de medidas considerables.
  • Luego puedes jugar con el ritmo, penetraciones más rápidas o más lentas, sólo la punta o una penetración profunda. Ve probando diferentes ángulos de penetración como quien prueba diferentes posturas a la hora de hacer el amor, y recuerda que no hay prisa, el dildo a diferencia del pene nunca se cansa y puedes parar cuando quieras sin dejarlo a medias.
  • Estimula tu clítoris, no te olvides de él porque de hecho la mayoría de las mujeres sólo son capaces de alcanzar el orgasmo estimulando su clítoris. Esto requiere de cierta coordinación con ambas manos, mientras una gestiona la penetración, la otra debe acariciar el clítoris.
    Si esto lo ves complicado, entonces quizás sea el momento de echar mano de un amante… mientras él te penetra con el dildo tu puedes acariciarte, o mejor aún, él te puede dar sexo oral mientras te está metiendo el consolador…