Evitar la eyaculación precoz de forma natural

La eyaculación precoz puede arruinar tu vida sexual por completo, ya no se trata solo de que dura poco el encuentro sexual, sino que puede ser el origen de interminables discusiones con tu pareja. Por ello, hoy os vamos a echar un cable viendo como evitar la eyaculación precoz de forma natural.

Si estás cansado de no durar lo suficiente haciendo el amor, si tratar de posponer la eyaculación se convierte en una tarea dura o que te avergüenza en cierto modo, te cuento que existen diversas maneras de solucionar esta disfunción sexual.

Por si no lo sabías, y para animarte un poco, debes saber que la eyaculación precoz es uno de los problemas sexuales masculinos más faciles de solucionar, y además te aseguro que la eyaculación precoz se puede solucionar de forma natural.

En primer lugar, se trata de entender el proceso de eyaculación, de cómo nuestro cuerpo responde a los estímulos, y en qué modo podríamos controlar todo esto, porque la clave estará en el control de la excitación.

Lo primero que ocurre es la excitación, que da lugar a la erección. En este punto, aún tienes el control, pero si aumentan las sensaciones es cuando se puede producir el descontrol. Si no nos hacemos con el control se desencadena la eyaculación y se acaba la fiesta.

En segundo lugar, y tras haber entendido lo más básico, se trata de desarrollar el control mental de la situación. Algunos hombres no consiguen manejar sus emociones por problemas psicológicos o falta de confianza, esta perdida de control muchas veces es la que acelera el proceso.

Un hombre de aprender a controlar la excitación desde el principio. Si tienes algún problema con tu pareja o con tu vida, lo debes exteriorizar. En lugar de centrar tu mente en la eyaculación, deberías relajarte y poner tu mente en la experiencia sexual: los besos, las caricias, el amor, etc.

En tercer lugar, una vez controlada la mente, se trata de educar a nuestro cuerpo, esta tarea es mas sencilla porque el cuerpo se adapta rápidamente a nuevos hábitos. Evita el uso de medicamentos, cremas o sprays, simplemente cuando veas que llega el momento, evita a eyacular, para un poco, y continua, así tantas veces como quieras hasta enseñar a tu cuerpo quién manda.

Como ves, en teoría no es complicado evitar la eyaculación precoz, ahora solo tienes que intentarlo.