Hoy me he encontrado con un curioso esquema sobre lo que vendría a ser una guía sexual para hombres de lo que se consideraría aceptable en la Antigua Roma, tenía un ratito libre y he decidido hacer una traducción rápida para aquellos curiosos e interesados por cómo eran las relaciones sexuales hace más de 1.500 años.

La información está tomada de un texto titulado “Not before Homosexuality: The Materiality of the Cinaedus and the Roman Law against Love between Men”, que versa obviamente sobre las relaciones sexuales entre hombres por aquel entonces y cuya autora es Amy Richlin. El creador del esquema, tras leer los textos y “procesar” la información ha obtenido como resultado esta serie de normas, necesarias para haber sido un buen ciudadano en la Antigua Roma.

Cabe señalar que la franja de edad que diferencia a los “jóvenes” (aquellos que pueden ser penetrados), de los “hombres” (cuando el ser penetrado ya se considera ser afeminado) parece estar entre los 18 y 20 años.

A continuación resumo las normas que habrías tenido que cumplir en la Antigua Roma, en materia sexual claro, para ser un buen ciudadano. Cosas asquerosas o impropias de un hombre:

  • Dejar que otro te penetre anal u oralmente, siendo oral la peor de las dos
  • Dar sexo oral (ya sea a un hombre o a una mujer)
  • Besar a alguien que dio sexo oral
  • Tener sexo con un ciudadano de tu edad o mayor que tu
  • El exceso de lujuria
  • Preocuparse demasiado por el disfrute de tu pareja (a excepción quizás de las esposas)

Considerado como malo para la disciplina militar:

  • Follarte a alguien que es tu subordinado, incluso si es un provinciano y no un ciudadano.

Cosas posiblemente peligrosas para tu salud:

  • Adulterio (su esposo seguramente se enfadará)
  • Follarte a un joven libre (la familia se podría enfadar)
  • Follarte a otros propiedad de otros hombres sin permiso.

Actos aceptables:

  • Penetrar a un esclavo, a una prostituta si no tienes esclavo, a una mujer libre o a tu esposa. La penetración puede ser anal, vaginal u oral, si bien se sugiere que a las mujeres no se las penetre por el ano, de lo contrario te pueden considerar un inmaduro o algo así. La mujeres que lo hacen analmente se consideran un poco pervertidas.

Actos posiblemente aceptables:

  • Penetrar a tu hombre libre
  • Penetrar un provinciano que no es tu subordinado militar.
  • Penetrar a ciudadanas solteras, a riesgo de enfadar a su familia.

Queda en una zona gris practicas como la masturbación o el mantener relaciones sexuales con otro hombre libre joven cuando tu todavía eres joven.