Una vez vi una escena porno donde parecía que una mujer tenía las cataratas del Niagara saliendo de su vagina. Yo no lo podía creer, pensé que era algún tipo de efecto especial, aunque aquella peli parecía que tampoco contaba con mucho presupuesto.

Sin embargo tiempo después descubrí que la eyaculación femenina es posible – y divertido! –. Sin embargo toma su tiempo, y puede ser un poco engorroso, con lo cual mejor tener a mano una o dos toallas para limpiar fácilmente.

Si nunca habías oído hablar acerca de la eyaculación femenina, hay un lado interesante del sexo que te estás perdiendo. ¿Pero qué es exactamente el squirting? En esencia, ocurre cuando la mujer eyacula un liquido claro por el área vaginal… en realidad viene de la uretra y sus alrededores, especialmente de las glándulas parauretrales.

La primera vez que eyaculan muchas mujeres piensan que se han orinado, ya sabes que cuando se acerca su orgasmo pueden sentir sensaciones similares a las ganas de orinar y de hecho en sus primeras experiencias esto las bloquea a la hora de alcanzar el orgasmo. Sin embargo este fluido claro y son olor tiene una consistencia diferente a la orina, si bien algunos estudios apuntan a que algo de orina si que hay en este fluido.

Como el gran debate sobre si el punto G existe o no, la gente debate sobre si las mujeres realmente pueden eyacular o es un bulo. Este parece un debate estúpido, especialmente si nunca has experimentado la eyaculación, pero puede ocurrir.

Cómo lo puedes hacer? Sigue los siguientes pasos y disfruta practicando!

  • Juega a solas primero. Uno de los mayores impedimentos para la eyaculación femenina es el sentir vergüenza. Tu pareja puede poner cara rara? Pensará que te has orinado encima? Todo esto son inhibiciones que deberíamos evitar para lograr nuestro objetivo, y si quiere prueba a masturbarte primero en la ducha, donde por mucho que eyacules todo desaparece por el desagüe en cuestión de segundos con el correr del agua.
  • Estimula el punto G. Mucha gente cree que la eyaculación femenina ocurre cuando se estimula el punto G. Aunque se puede llegar a conseguir sin realizar este tipo de estimulación, tampoco está de más. Cuando sientas que vas a eyacular mientras estimulas tu punto G, aprovecha para hacer contracciones como las de los ejercicios de Kegel, así consigues que el orgasmo sea más intenso. Al principio puede que notes sólo unas gotas de líquido, pero esto se puede convertir en todo un chorro.
  • Relajate y centrate. Si estás estresada y pensando, ¿lo conseguiré o no lo conseguiré? Entonces no te relajas. Centrate en la eyaculación pero no te estreses porque entonces estarás tensa. Puede que te lleve un tiempo, las primeras veces una siente que está cerca pero nada de nada, sigue practicando, a fin de cuentas tampoco pierdes nada, sino todo lo contrario.

¿Pero de qué sirve eyacular? Quizás te preguntas de qué te sirve o qué aporta a tu vida sexual, o quizás no, y en ambos casos está bien. Pero si te interesa, lo único que haces es explorar tu sexualidad, descubrir nuevos placeres, lo cual en ningún caso es malo. Por si fuera poco, mucha gente lo encuentra realmente excitante, y cuando finalmente lo consigues será una experiencia un tanto increíble para ti, un intenso orgasmo de los que te recorren todo el cuerpo, y esa sensación de liberación.

Para terminar, aquí tienes más información sobre la eyaculación femenina o squirting:

  • El squirting no se produce necesariamente al mismo tiempo que el orgasmo, puede ocurrir antes, durante o después.
  • Las mujeres eyaculan en diferente cantidad, desde unas simples gotas a un intenso chorro.
  • Si, las actrices porno pueden y hacen eyaculaciones falsas, son efectos especiales o bien se deben un consumo elevado de líquido que propicia que puedan orinar en cantidad mientras simulan que están eyaculando y experimentando sensaciones intensas.
  • No hay unas estadísticas fiables sobre el número de mujeres que eyaculan. Algunos estudios y encuentras apuntan a que entre un 30 y 50% de las mujeres han experimentado el squirting. Otros estudios apuntan a cifras más bajas o más elevadas.